CuperSan, un producto desarrollado por una startup chilena, ya se encuentra disponible en la Asociación de Diabéticos de Chile (Adich).

CuperSan: evitando las amputaciones de los pacientes con diabetes


Seguramente todos tienen algún pariente, amigo o conocido que sufre esta enfermedad. En la actualidad, hay más de 1,5 millones de personas con diabetes en Chile y más del 12% de la población adulta la padece, lo que significa que nuestro país tiene la mayor prevalencia en América del Sur.

Bien sabe de esto la Asociación de Diabéticos de Chile (Adich), institución sin fines de lucro fundada hace 44 años cuyo objeto social es el apoyo, la orientación y la educación a las personas con diabetes y que además se encuentra en la constante búsqueda de los últimos desarrollos que puedan beneficiar a sus pacientes. Fue por ahí en el 2014 cuando un equipo de emprendedores chilenos hoy llamados CuperScience se acercaron a la ADICH para proponerles una investigación sobre el uso del cobre en el tratamiento de heridas crónicas.

ADICH, la institución que apostó por una novedosa startup nacional que actúa en heridas producidas por la diabetes


Carmen Lía Solís Merino, directora médica de la Adich, cuenta que vieron el potencial de esta nueva aplicación del cobre que venía del mundo veterinario y donde había mostrado resultados curativos, cicatrizantes y bactericidas muy efectivos, por lo que en conjunto a los creadores, comenzaron a investigar sus efectos en úlceras producidas por el pie diabético.

La posibilidad de salvar una extremidad en un paciente gracias al cobre, nos sedujo inmediatamente”, reconoce.La Dra. Solis,  internista y diabetóloga con 20 años trabajando en la organización, subraya que el tratamiento para este tipo de afectaciones es oneroso,  y que requiere un manejo multidisciplinario que permita abarcar todas los factores que desencadenaron la aparición de la herida. En la ADICH contamos con especialistas en distintas áreas y motivados por el potencial aporte a nuestros pacientes  aceptamos  participar en la investigación, escribimos un protocolo que fue aprobado por el comité de ética del SSMO e iniciamos el tratamiento con un grupo de pacientes que pudieran beneficiarse con este gel hecho de cobre”, señaló la doctora.

Lee la nota completa en: https://aurockra.com/cupersan-producto-que-evita-las-amputaciones-de-los-pacientes-con-diabetes/
Seguramente todos tienen algún pariente, amigo o conocido que sufre esta enfermedad. En la actualidad, hay más de 1,5 millones de personas con diabetes en Chile y más del 12% de la población adulta la padece, lo que significa que nuestro país tiene la mayor prevalencia en América del Sur.

Datos que preocupan, tanto como las consecuencias de no tener esta dolencia controlada. Una de las consecuencias son esas heridas crónicas, difíciles de sanar y que, mal cuidadas, pueden derivar en amputaciones.

Bien sabe de esto la Asociación de Diabéticos de Chile (Adich), institución sin fines de lucro fundada hace 44 años cuyo objeto social es el apoyo, la orientación y la educación a las personas con diabetes y que además se encuentra en la constante búsqueda de los últimos desarrollos que puedan beneficiar a sus pacientes. Fue por ahí en el 2014 cuando un equipo de emprendedores chilenos hoy llamados CuperScience se acercaron a la ADICH para proponerles una investigación sobre el uso del cobre en el tratamiento de heridas crónicas.

Carmen Lía Solís Merino, directora médica de la Adich, cuenta que vieron el potencial de esta nueva aplicación del cobre que venía del mundo veterinario y donde había mostrado resultados curativos, cicatrizantes y bactericidas muy efectivos, por lo que en conjunto a los creadores, comenzaron a investigar sus efectos en úlceras producidas por el pie diabético.

La posibilidad de salvar una extremidad en un paciente gracias al cobre, nos sedujo inmediatamente”, reconoce.La Dra. Solis,  internista y diabetóloga con 20 años trabajando en la organización, subraya que el tratamiento para este tipo de afectaciones es oneroso,  y que requiere un manejo multidisciplinario que permita abarcar todas los factores que desencadenaron la aparición de la herida. En la ADICH contamos con especialistas en distintas áreas y motivados por el potencial aporte a nuestros pacientes  aceptamos  participar en la investigación, escribimos un protocolo que fue aprobado por el comité de ética del SSMO e iniciamos el tratamiento con un grupo de pacientes que pudieran beneficiarse con este gel hecho de cobre”, señaló la doctora.

Continua leyendo este artículo en: https://altinfo.cl/2020/09/30/adich-cupersan-clean-heridas-diabetes-startup-chile/   
El emprendimiento nacional Cuperscience creó «Cupersan», una solución en base al metal rojo y otros ingredientes, para tratar heridas crónicas, como las de los diabéticos o de quienes tuvieron que realizar trabajos pesados durante su vida. “Es un tratamiento para heridas complejas en base a cobre que nace de la necesidad de generar nuevas herramientas que aporten en la constante lucha de enfermeras y médicos por evitar amputaciones como consecuencia de heridas crónicas que no cerraron”, explica Rafael Méndez, cofundador CuperScience.

Pero justo ahora que tienen el producto listo para producirlo de manera masiva -tras pasar todo el proceso de desarrollo y validación científico y regulatorio-, este emprendimiento quiso poner su grano de arena en la actual contingencia y lanzó una especial campaña 10×10: entregar 10 tratamientos gratis a 10 centros de salud con este tipo de pacientes.

Tratamiento ingetral  Cupersan Clean y Cupersan Gel

“Los productos utilizados para la curación de heridas crónicas en su gran mayoría son importados. En estos tiempos de pandemia y crisis económica mundial en el que se ha complicado el comercio internacional y todos los focos se han volcado sobre el coronavirus, debemos recordar que el resto de las enfermedades siguen existiendo y, por lo tanto, no debemos descuidar a quienes necesitan ayuda”, expresa Méndez.

Y es que los 100 tratamientos que ofrecen desarrollar, serán un aporte al sistema de salud público, ya que Cupersan dice ser una herramienta altamente efectiva para cerrar heridas crónicas no respondedoras a los tratamientos convencionales, serán los pacientes quienes se verán beneficiados del proceso de atención.

“Nosotros queremos ayudar. Entendemos que muchas personas no están recibiendo la atención especializada periódicamente debido a la contingencia y, por lo tanto, se hace necesario aportar a los profesionales tratantes para que puedan optimizar al máximo el proceso de curación de una herida crónica. Apoyaremos al equipo médico documentando cada caso clínico, haciendo el seguimiento de la evolución del área de cada herida en el tiempo», explica el fundador de Cuperscience.

Fuentes: https://startupschilenas.cl/
El fundador de la Cuperscience relató que el hito que los impulsó a crear esta empresa fue cuando vieron que, gracias a Cupersan, un tratamiento de uso tópico para heridas crónicas en base a cobre, se había revertido el pronóstico de amputación de una herida grado IV en un paciente de 60 años.

En Chile se realizan al año más de 2000 amputaciones y, según la Organización Mundial de la Salud, en el mundo cada 20 segundos se realiza una amputación como consecuencia de una herida crónica que no cicatrizó. Este problema fue el que inspiró a la empresa Cuperscience a crear Cupersan, un tratamiento de uso tópico para heridas crónicas en base a cobre.

La idea nació en 2011 luego que el químico, Sebastián Herreros, en respuesta al incremento del precio del yodo producto del desastre nuclear de Fukushima, decidiera crear una nueva alternativa para prevenir las infecciones en las ubres de vacas lecheras. Esta nueva formulación tenía entre sus componentes cobre. Al corto tiempo los veterinarios de los campos empezaron a darse cuenta de que las heridas en las ubres de las vacas estaban sanando muy rápido, mucho más que lo previsto. Este tratamiento después se aplicó a perros atropellados, también con muy buenos resultados, lo que impulsó las primeras pruebas en heridas abiertas de familiares y personas cercanas al equipo.

En 2014 decidieron comenzar una investigación más profunda en humanos, pero esta vez en las heridas más complejas que hay: úlceras de pie diabético. “El hito que nos impulsó a crear Cuperscience fue cuando vimos que, gracias al tratamiento con Cupersan, se había revertido el pronóstico de amputación de una herida grado IV en un paciente de 60 años al que le habían amputado ya en dos ocasiones anteriores dos dedos del pie”, relata Rafael Méndez, fundador CuperScience.

Encuentra la entrevista a Rafael donde nos cuenta con más detalles del tratamiento, su comercialización y planes a futuro, en el siguiente link: https://corporacionaltaley.cl/cupersan-y-su-poder-cicatrizante/